Google+ Followers

domingo, 8 de mayo de 2016

Dia 08- Marcha Terra de Remençes

Hoy a sido un día de esos que te piensas si salir o no, ya que en la salida ya empezó a caer chirimiri de agua. Y como vamos Lara y yo, nos habíamos dicho que de penurias las justas, pero tomamos la salida y te vas empapando, y piensas que haces, ya que va a ser un día de pasar penurias y no se va a hacer un buen tiempo de respecto al año anterior. Como así a sido. Ya que he seguido, una vez llegas al cruce donde se divide el de la corta con el de la larga, veo que muchos se dan media vuelta y se van a meta sin seguir, y yo me digo, me hago Bracons y arriba decido. Y al llegar arriba me encuentro tan bien, colocado en el segundo grupo y con ganas, decido seguir, aunque los del grupo bajando se me largan como ya era de esperar encima el suelo todo mojado y seguía el chirimiri, como que no arriesgo para nada, y tengo la grata sorpresa de que a la mitad del descenso de Bracons, deja de llover y el suelo esta seco, aquí no estaba lloviendo que bien me lanzo un poco mas deprisa bajando y cuando llego abajo del puerto ya dirección a hacer Cantonigros, miro para atrás a ver si viene algún grupo para no hacerlo todo solo, y se engancha un corredor a rueda, y al cabo de un rato miro para atrás y me dice que no releva porque no podía, le miro a la cara y era Marc Oma ( el motorista del Dakar), supongo que este con la experiencia que tiene abra bajado a muerte. Un poco mas tarde veo a lo lejos un grupo de unos 8 corredores, que les espero, y ya todos juntos para arriba vamos cogiendo a alguno que esta subiendo y cada vez el grupo es mas grande. No se llevaba un ritmo muy rápido para mis piernas, pero cuando aceleraba, se cortaba y me iba solo, por o que prefiero esperarlos y no ir solo. A falta de unos 6 kms para llegara arriba empieza a llover pero ya no es un simple chirimiri, si no algo mas y nos empapamos de la ostia, luego bajando se me largan y decido hacer mi bajada sin tomar riesgos el suelo patinaba como así pude ver en 2 ocasiones a 2 ciclistas levantarse del suelo. Yo voy seguro aunque deseando llegar abajo porque me estaba helando de frio y no veía casi nada entre la niebla el agua y que tenia que bajar sin gafas porque era pero, los ojos entornados para que no me entrase tierra en los ojos, y se me hace una bajada malísima y muy incomoda. Llego abajo y acelero en las rectas de antes de llegar, con la intención de llegar cuanto antes para ver si entro en calor. Bien llego y aunque no me acuerdo de parar el crono del Garmin supongo que habré hecho de 20 a 25 minutos mas que el año pasado. Que lo achaco a la lluvia que me a condicionado bastante. Al llegar me voy a buscar sitio para resguardarme pero me dicen que las bicis no pueden entrar, por lo que decido no detenerme e irme al Hotel a ducharme para entrar en calor. Ya una vez duchado y arreglado en la mesa del restaurante, me siento bien y veo que he hecho un entreno de mucha calidad, por su distancia e exigencia. Javier quizá fue mas inteligente y como está ya de vuelta de hacer el tonto, el si que me dice que en el cruce decido irse a meta y hacer la corta, que ya tenia suficiente de agua. Luego al regreso menos mal que conducía Marta, porque me entra el bajón y tengo un sueñecito que pa que. Me pego todo el viaje sobando.

No hay comentarios: